Doula

No hace tantos años que las mamás tenían a sus bebés en compañía de las mujeres de su familia, que las ayudaban en el trabajo del parto y la crianza del pequeño. Esas mujeres no estaban especialmente instruidas ni entrenadas, pero contaban con su experiencia.


Las Doulas de hoy contamos con formación específica en fisiología del embarazo, del parto, psicología del posparto, lactancia y algunos aspectos sobre la crianza del bebé. Algunas además estamos especializadas en acompañar las pérdidas gestacionales y perinatales (y sus duelos), así como la preconcepción, concepción y/o la (in)fertilidad y sus dificultades. Porque a fin de cuentas, estos procesos también forman parte de la propia maternidad. Este acompañamiento consiste en ofrecer apoyo y soporte emocional y en aportar información cuando es requerida, siempre de modo complementario al de el/la profesional (ginecólog@, matrona) que atienda a la mujer; no es en modo alguno un acompañamiento sanitario.

Contar con esta compañía aporta sin duda muchos beneficios, avalados por más de una docena de estudios científicos.



Servicio de Doula: ¿cómo acompaño? comprendiendo las necesidades físicas, emocionales, sociales en cualquier situación que rodea el nacimiento de un nuevo ser, adaptándome a cada caso y siempre desde una actitud de respeto y escucha. Mi "misión" es "guiarte" a confiar en tu propio instinto para definir cómo quieres experimentar esta nueva etapa, y que tú misma reconozcas que estar y sentirse acompañada, sostenida y respetada, es lo mínimo necesario para poder dedicarte a tu bebé. Y una mamá feliz, es sin lugar a dudas un bebé feliz.



Doula en el Embarazo
Te ayudo a vivir un embarazo consciente, ofreciéndote apoyo emocional, ayudándote a resolver cualquier duda, y a comprender los sentimientos contradictorios a menudo frecuentes en esta etapa. Te informo y te sirvo de guía para encontrar la opción de parto que más te convenga.  Colaboro en los preparativos para el parto (plan de parto), y el posparto. Te proporciono la información que requieras, siempre basada en la evidencia científica. Te escucho. Y tú, reconocerás tus propios deseos, para que el parto se desarrolle como tú deseas y tengas de él el mejor recuerdo. (Más información...)



Estudios apuntan que las embarazadas que han vivido su embarazo junto a la figura de la Doula sufren menos cesáreas, su trabajo de parto es menor y muchas, dan a luz sin epidural.



Doula en el Parto
Incluye al menos dos visitas prenatales y una tras el nacimiento. Estaremos en contacto vía teléfono, e-mail y/o Skype las veces que requieras a partir de que contrates el servicio, y estaré de guardia 24h empezando en la semana 38 en adelante. Te acompaño durante todo el proceso de parto, desde la dilatación hasta el nacimiento. Es posible que sólo necesites un abrazo y unas palabras de ánimo en el oído, una presencia, alguien que no tenga prisa y que te de la confianza de la experiencia. En el hospital, colaboraré con el personal sanitario, pero no cambiaré de turno si no que permaneceré a tu lado en todo momento. El apoyo a la mujer de parto es más eficaz cuando es un miembro ajeno al hospital (+info). Si es en casa,  trabajaré en equipo con tu comadrona, y te acompañaré no como profesional sino como una figura protectora y amorosa, representando la maternidad (+info)


En un estudio realizado en la ciudad de México, se observó que las mujeres que estuvieron acompañadas por una doula se sintieron mejor tratadas dentro del sistema hospitalario; comprendieron con mayor facilidad la información que les fue dada; tuvieron una mayor sensación de control de la situación y tuvieron una mejor percepción de su trabajo de parto y de ellas misma durante el mismo.



Doula en el Posparto
Acompaño a los nuevos padres, con atención especial a la mamá, durante  los primeros días tras el nacimiento del bebé, especialmente tras la llegada del hospital, facilitando la información necesaria para el establecimiento de la lactancia, actitudes que favorezcan el desarrollo físico y emocional del bebé, tranquilizando y calmando las dudas e inquietudes de los nuevos papás, y aportando consejos sencillos y prácticos para las situaciones cotidianas del hogar una vez ha llegado el bebé. (+info)


El apoyo de una doulas posparto, contribuye a una lactancia más prolongada, con independencia de la actitud que la doula tome respecto a la misma. Un estudio demostró que las mujeres que cuentan con el soporte de una doula posparto amamantaron al menos el doble de tiempo que las que no contaron con dicho apoyo.


Doula en la Pérdida Gestacional y Perinatal
Escucho el dolor de la madre que ha sufrido una pérdida, desde la compañía, el respeto y la comprensión, facilitando los recursos que precisa, y apoyando a los que la acompañan cada día. (Leer más)


Para unos padres que han sufrido una pérdida no hay nada más necesario y terapéutico como el poder hablar de su bebé, de los momentos pasados juntos, de sus emociones, de sus sentimientos tras su marcha. Los padres necesitan, para poder elaborar un duelo sano, hablar, hablar y hablar. Y para poder hablar, también necesitan encontrar a personas empáticas y comprensivas que las acompañen en su dolor de forma respetuosa, sin juzgar, ni opinar.



Doula en la (IN)Fertilidad
Te acompaño en el siempre delicado proceso de la (in)fertilidad, informándote acerca de los diferentes tratamientos de reproducción asistida, y apoyándote emocionalmente en las dificultades que puedan acontecer en el camino.


Cuando tienes problemas de fertilidad, lo verdaderamente imprescindible es que un buen embrión, anide en un endometrio acogedor mientras todos los valores hormonales están lo más nivelados posible. Estar fuerte y acompañada, ayuda.



Trabajo en red con otras doulas y otros profesionales de la maternidad: ginecólogas, matronas, psicólogas perinatales, pediatras, asesoras de lactancia e IBCLCs. Ofrezco una atención personalizada y adaptada a tus necesidades concretas, según tu situación, tus propósitos y tus deseos; puedes consultar los diferentes paquetes de servicios y tarifas contactando conmigo.