La realidad de las Doulas


El 16 de febrero de 2015 el Consejo General de Enfermería, con el apoyo de la Asociación Española de Matronas, publicó el llamado Informe Doula. Este documento ha creado, a través de una campaña mediática, una infundada alarma social sobre las prácticas de nuestra profesión, cuyos beneficios están avalados por la Organización Mundial de la Salud. 

El informe está desarrollado en base a una serie de mitos e interpretaciones equivocadas respecto al rol y a la función que desarrollan las doulas, y creemos que es debido al gran desconocimiento que existe todavía en nuestro país respecto a nuestra labor. Por eso, Asociación Española de Doulas (AED), en colaboración con la Asociación Red Circular de Doulas (RCD), Al Caliu (Doulas de la Comunidad Valenciana), Asociación Canaria de Doulas, Doulas Baleares, Doulas de Navarra y Doulas Barcelona, y otras doulas y organizaciones profesionales, estimamos necesario exponer con claridad nuestra función y, así, desmitificar un oficio que se fundamenta en un complemento emocional durante el embarazo, parto y puerperio.










Sobre todo hay que subrayar que la labor de la doula en nada se enfrenta a la de la matrona, sino que la complementa. Si bien la matrona tiene la responsa- bilidad sanitaria sobre el bienestar de la mujer y el bebé en la maternidad, la doula completa su valioso trabajo con el acompañamiento emocional continuo, alejado del cuidado médico, cuya finalidad es elevar la calidad de la experiencia asistencial en la maternidad y la valoración de la vivencia maternal en general. 

La aparición de las doulas en las recomendaciones o estrategias de atención a la maternidad en diferentes países no es espontánea ni caprichosa, sino que responde, entre otras cosas, a numerosos estudios científicos que recogen el efecto beneficioso del acompañamiento continuado. Por ello, ante la falta de rigurosidad y las falsas acusaciones incluidas en el Informe Doula, diversas aso- ciaciones profesionales hemos solicitado formalmente al CGE la rectificación y retirada del informe, y de igual modo hemos procedido a la presentación de queja formal ante el Defensor del Pueblo, reservándonos el derecho de emprender acciones legales para proteger el honor de la profesión. 

Si bien es cierto que en la actualidad la profesión de doula no está reglada en nuestro país, así como lo está en otros, el eco de esta campaña ha servido para que la comunidad de doulas de España trabajemos con más firmeza en el re- conocimiento pleno de nuestro trabajo y en la comunicación de nuestra rea- lidad a toda la sociedad. 


“El apoyo continuo reduce levemente la duración del trabajo de parto, aumenta las probabilidades de parto vaginal espontáneo y reduce la necesidad de analgesia intraparto. Las mujeres que reciben apoyo continuo tienen menos probabilidades de manifestar insatisfacción con sus experiencias de parto”. 

“Si se consideran todas las ventajas y los posibles menores costos relativos al sistema de salud asociados con la presencia de una doula (menos probabilidad de cesárea y uso de analgesia), los diseñadores de políticas deben considerar la cobertura del costo de los servicios de una doula”. 

Apoyo continuo durante el parto 
Organización Mundial de la Salud 


“Los datos publicados indican que una de las herramientas más eficaces para mejorar los resultados de parto y nacimiento es la presencia permanente de personal de apoyo, como una doula”. 

Safe Prevention of the Primary Cesarean Delivery 
Asociación Americana de Ginecología y Obstetricia 


“Las investigaciones disponibles son abundantes y muestran que las madres tienen un gran be- neficio en estar acompañadas por una persona de su elección, por doulas y/o parteras. El apoyo continuo aumentó la probabilidad de un parto vaginal espontáneo, no identificó efectos adversos y produjo resultados de mayor satisfacción en las mujeres. Este apoyo debería incluir presencia continua y técnicas de masaje. Un/a acompañante crea confianza, usa técnicas para el bienestar de la mujer, proporciona contacto físico, explicaciones sobre lo que está sucediendo y una presencia amigable constante”. 

Continuous support for women during childbirth 
Cochrane* 

* La Colaboración Cochrane es una organización internacional que busca ayudar a quienes necesitan tomar decisiones bien informadas en atención sanitaria. Prepara, actualiza, promueve y facilita el acceso a las Revisiones Cochrane, que resumen los resultados de los estudios disponibles y cuidadosamente diseñados (ensayos clínicos controlados), y proporcionan un alto nivel de evidencia sobre la eficacia de las intervenciones en temas de salud.


¿Quiénes son las doulas? 

La de las doulas es una profesión cada vez más extendida en todo el mundo. Pero eso no significa que sea nueva: es una práctica común desde hace siglos en todas las culturas. Son mujeres con conocimientos y/o experiencia en el embarazo, parto y puerperio, que ofrecen apoyo práctico y emocional continuo, acompañando a la mujer y, a través de ella, a su pareja durante cualquier etapa de la maternidad. Escuchando y validando las necesidades de la mujer en cada momento favorece que la madre refuerce la confianza en su capacidad fisiológica para parir, amamantar y criar a su bebé. Sin embargo, al trasladarse los partos al hospital, esta importante asistencia fue eliminada y, durante años, las mujeres han tenido la opción de parir únicamente con el apoyo esporádico de diferentes miembros del equipo de salud y, más recientemente, del padre. 

Así, el apoyo continuo durante el trabajo de parto se ha convertido en la excepción en lugar de lo habitual. Las inquietudes acerca de la deshumanización consiguiente de las experiencias de parto de las mujeres han resultado en la necesidad de regresar al apoyo continuo por mujeres para las mujeres durante el trabajo de parto, según recomendaciones de la propia Organización Mundial de la Salud. 

La antropóloga Dana Raphael, en su libro The Tender Gift: Breastfeeding (1973), fue la primera en emplear el término doula en su acepción moderna para referirse a las mujeres experimentadas que ayudan a las nuevas madres en la lactancia y crianza de sus bebés. Después el término se ha extendido a las ayudantes prenata- les y durante el parto por investigadores médicos como el neonatólogo Marshall Klaus y el pediatra John Kennell. Juntos han desarrollado una de las más extensas verificaciones de la ciencia moderna en este aspecto, fruto de la cual se ha dado la constatación de que existen pocas intervenciones en obstetricia avaladas por la evidencia que tengan tantos beneficios como la presencia de las doulas. Durante los últimos treinta años han observado más de 5.000 mujeres en 16 estudios randomizados controlados que muestran que el apoyo continuo conlleva la reducción de la duración del trabajo de parto, de la necesidad de anestesia o analgesia, y de la incidencia de cesáreas o uso de fórceps, presentando más partos naturales. 

La propia Cochrane recoge la evidencia científica al respecto en una investigación que incluyó 23 ensayos en 16 países, con más de 15.000 mujeres en una amplia gama de entornos y circunstancias. Los resultados demuestran que la tarea de las doulas al ofrecer ese apoyo emocional continuado “produce enormes beneficios sin que se haya demostrado ningún efecto adverso”, por lo que recomiendan que “todas las mujeres se beneficien de ese tipo de apoyo“. 

En la actualidad, uno de los grandes divulgadores de la figura de la doula es el médico obstetra e investigador francés Michel Odent, pionero en la promoción del parto fisiológico, que introdujo en los hospitales el concepto de entorno “como en casa” y las piscinas de parto. Mundialmente reconocido por su larga experiencia en partos respetados, con más de 15.000 partos atendidos, escritor de 14 libros y numerosos artículos científicos en las más importantes revistas de ciencia y medicina que han sido traducidos en varias lenguas. Asimismo, es fundador del Primal Health Research Center de Londres, en la actualidad reside en esta ciudad, donde atiende partos domiciliarios y junto con Liliana Lammers forma futuras doulas, también en nuestro país.





Las doulas en España y en el mundo 

En España las doulas se agrupan en distintas organizaciones. Sin embargo, todavía no son reconocidas a nivel institucional y, por ello, todavía no están claramente aceptadas y depende de los equipos médico- asistenciales y de los hospitales, tanto públicos como privados, permitir su presencia con normalidad. Pero las doulas tienen una larga tradición en países como Estados Unidos o en algunos países europeos como Holanda y Bélgica. 

En el Reino Unido, las doulas son una parte aceptada de los servicios de maternidad. Algunos hospitales del Servicio Nacional de Salud emplean doulas y otros tienen doulas como voluntarias autorizadas, que acuden a las salas de parto para apoyar a las nuevas madres. Doula UK (es la principal organización de doulas del país) mantiene reuniones periódicas con el Real Colegio de Matronas y tiene representación en las reuniones del grupo mixto parlamentario sobre temas de maternidad. Doula UK y algunas organizaciones de beneficencia ofrecen un servicio gratuito de apoyo a mujeres vulnerables en el Reino Unido. 

En Polonia, las doulas están “reguladas” y reconocidas por el gobierno desde enero de 2015, a través de la Asociación Doulas en Polonia, inscrita en el Registro Judicial Nacional como una organización no gubernamental creada para unir y educar a las doulas. 

En Estados Unidos, DONA Internacional es la organización de doulas más antigua y más grande del mundo, fundada en 1992 por un pequeño grupo de expertos en maternidad. Hoy en día, DONA cuenta con más de 7.000 miembros en todo el mundo. El servicio de la doulas es remunerado por la mayoría de los seguros médicos. 

En Europa, las leyes, las políticas y las prácticas varían, afectando la capacidad de la mujer para elegir dónde dar a luz, con qué personal sanitario y con qué acompañante. En Francia, una doula sólo puede participar en un parto en casa, si una matrona o un médico están presentes, y en otros países el parto en casa con matro- nas ni siquiera es posible. Por el contrario, en el Reino Unido, las mujeres tienen el derecho legal a dar a luz en su casa si lo desean, ya sea con matronas o sin ellas, tanto si una doula (que no tiene un rol sanitario) está presente como si no. En los Países Bajos y otros países europeos, se permiten al menos dos acompañantes al parto, mientras que en otros países, como España y Polonia, a menudo obligan a la mujer a elegir un único acompañante. Lamentablemente, algunos hospitales públicos de Turquía no permiten que nadie acompañe a la mujer durante el parto. 

La Red Europea de Doulas (EDN, european doula network) se planifica desde el año 2005 y hace su presentación oficial en 2010 con el objetivo de aglutinar asociaciones y formaciones de doulas con el fin de realizar un encuentro anual para compartir las diferentes realidades, intercambiar experiencias, generar más confianza entre unas y otras, optimizar el trabajo y crecer en calidad y número. La Red Europea de Doulas vela por la unión de los diferentes miembros, dándoles soporte y generando una base de datos científicos que hacen referencia a las doulas y del cual sus asociados se benefician. 


La Red Mundial de Doulas (antes Red de Doulas de Latinoamerica y Caribe) desde el año 2010, tiene como objetivo la búsqueda del reconocimiento global de nuestra profesión. A la vez que aunar y apoyar continuamente a las doulas, considerando sus diversas realidades socio-culturales y económicas, aportando mecanismos que unifiquen sus saberes. A través de un comité de educación se evalúa y acredita el contenido que cada formación imparte en su respectivo país, con las características y necesidades propias. 

Asimismo, el Congreso en Uruguay aprobó una ley en 2001 que decretó que todas las mujeres tienen derecho a estar acompañadas durante el trabajo de parto. En varios países de ingresos bajos y medios (incluso China, Sudáfrica, Tanzania y Zimbabwe), la iniciativa Better Births promueve la compañía durante el tra- bajo de parto como un elemento central de la atención para mejorar la salud materna e infantil. Además, se están realizando esfuerzos para poner en disponibilidad los servicios de doula en países como Australia, Bermuda, Brasil, República Checa e Israel. 

En España hay actualmente unas 300 doulas en activo, y unas 200 están englobadas en nueve asociaciones de doulas, tres de ellas de ámbito estatal y el resto de ámbito regional. En todas las asociaciones profesionales y diversos colectivos es obligatorio firmar y respetar un código ético que regula las funciones, la actitud y los límites de la profesión de doula. 

Las doulas apoyan a mujeres y familias de todos los estratos sociales, religiosos y étnicos, incluyendo a parejas, familias monoparentales, parejas del mismo sexo, familias con pocos recursos, ejecutivos, estudiantes, abogados, matronas, médicos, etc. En España algunas asociaciones y/o doulas independientes trabajan en forma de voluntariado, por lo que no perciben retribución por sus servicios. Como carecen de epígrafe específico en IAE, las doulas utilizan epígrafes que aglutinan a los profesionales que carecen de uno específico. 

Cada doula es responsable personalmente de los precios y los acuerdos a los que llega libremente con las familias. Los precios de visitas domiciliarias durante el embarazo, duelo, adopción, crianza y/o posparto oscilan entre 40-70€ por unas 2-3 horas. No obstante, los precios de acompañar todo el proceso del parto (siempre con la presencia de profesionales sanitarios autorizados, tanto en hospital como en domicilio) oscilan entre 350-600€. El resto de variabilidades depende más bien de los servicios que engloban los acuerdos privados. 


Las funciones de las doulas 

El trabajo de las doulas consiste, esencialmente, en brindar apoyo y acompañamiento continuo a las mujeres durante los procesos de infertilidad, embarazo, parto, duelo, crianza, adopción, maternidad subrogada y posparto, es decir, en todos los procesos de maternidad. Las doulas ofrecen el tiempo y el espacio necesario para que los padres reflexionen sobre su situación, sus necesidades y opciones de maternidad, para que puedan avanzar hacia una experiencia positiva. No tienen un rol sanitario sino que trabajan junto a los médicos y matronas, apoyando a las familias en sus propias decisiones; no hacen recomendaciones específicas ni aconsejan, aunque pueden proporcionar información variada basada en la evidencia, si se lo solicitan. En este sentido, tanto la Organización Mundial de la Salud como la Asociación Americana de Ginecología y Obstetricia señalan que el acompañamiento emocional permanente es sumamente relevante y positivo para las mujeres. 

Históricamente y en el plano transcultural, las mujeres han sido asistidas y apoyadas por otras mujeres durante el trabajo de parto y el parto. Sin embargo, la vida actual y sus exigencias han hecho que las familias extensas dejen de convivir y se dispersen en núcleos cada vez más reducidos, perdiéndose así el entorno femenino facilitador del parto y la crianza, al tiempo que, desde mediados del siglo XX y en muchos países,como la mayoría de las mujeres daban a luz en el hospital en lugar de en el domicilio, el apoyo continuo durante el trabajo de parto se ha convertido en excepción en lugar de ser lo habitual. 

Las dudas relacionadas con la deshumanización consecuente de las experiencias de parto de las mujeres han producido el requerimiento de un retorno al apoyo continuo y personalizado de mujeres para las mujeres. Los elementos comunes de los servicios de las doulas incluyen:

- durante el embarazo, ayudar a las familias en la preparación de un plan de parto y proporcionar información sobre las opciones de nacimiento y recursos. 

- durante el proceso del parto, acompañamiento práctico y emocional continuo.

- durante el posparto, apoyo emocional y logístico, asesoramiento de lactancia, información sobre las redes de familias en su comunidad. 

Los profesionales de la salud, tales como médicos, matronas, pediatras y otros, son responsables de la salud y bienestar de la madre y el bebé. El apoyo no médico de la doula acoge las necesidades prácticas y psicosociales de la familia. 

Si bien es cierto que en la actualidad la formación de doula no está reglada en nuestro país, éstas adquieren conocimientos básicos sobre fisiología y más profundos sobre los aspectos emocionales y sociales de las diferentes etapas de la maternidad en formaciones, charlas y talleres, parte de ellos impartidos por profesionales de la salud referidos a diversos ámbitos y también por parte de doulas experimentadas y formadas. 




Certificación de doulas 

Las doulas además de adquirir conocimientos teóricos generales sobre la maternidad, integran en paralelo el papel de la doula y las situaciones habituales que relacionan este papel con la realidad cotidiana de cada etapa maternal. De igual modo, en el aprendizaje de la doula se dan las herramientas para realizar su labor con la reflexión y responsabilidad adecuadas, así como la comprensión profunda de lo que supone el acompañamiento objetivo de la doula y su diferencia con otros posibles acompañantes. Si bien la certificación de la Doula no es oficial, la finalización de la formación es acreditada por las entidades formadoras, como sucede con otras clases de formaciones no regladas, el único requisito es explicar claramente que no es una certificación oficial. 

Las Doulas trabajan en red y comparten entre ellas la actualización y la revisión continúa de las fuentes de información con evidencia científica, como parte de un aprendizaje y crecimiento constantes que garanticen su buena praxis.


Humanización del parto 

El parto y el nacimiento humanizado se fundamenta en la valoración del mundo afectivo-emocional de las personas, la consideración de los deseos y necesidades de sus protagonistas: madre, padre, hija o hijo y la libertad de las mujeres o las parejas para tomar decisiones sobre dónde, cómo y con quién parir, en uno de los momentos más conmovedores de su historia. 

Desde los años 80 comenzaron a surgir movimientos orientados a la humanización en la asistencia al parto, los cuales cuestionaron la excesiva intervención médica y sus efectos adversos sobre el desarrollo del parto. En el año 1985 en Fortaleza, Brasil, la OMS hizo una declaración con 16 recomendaciones basándose en el derecho de cada mujer de tener un papel central en todos los aspectos de la atención, incluso en la planificación, realización y evaluación de la atención. También se remarcó la importancia de no realizar prácticas rutinarias a menos que existan determinadas indicaciones médicas.



Bibliografía 

1. Klaus MH, Kennel JH, Klaus, PH. The Doula Book. Perseus Publishing, 2002; ISBN 0-7389-0609-1.
2. Sosa R, Kennell J, Klaus M, Robertson S, Urrutia J. The effect of a supportive companion on perinatal problems, length of labor, and mother-infant interaction. New England Medical Journal. 1980; 303(11): 597-600. 

3. Klaus MH, Kennell JH, Robertson SS, Sosa R. Effects of social support during parturition on maternal and infant morbidity. Br Med J (Clin Res Ed). 1986; 293(6547): 585-7.

4. Kennell J, Klaus M, McGrath S, Robertson S, Hinkley C. Continuous emotional support during labor in a US hospital. A randomized controlled trial. JAMA 1991; 265(17): 2197-201.

5. Zhang J, Bernasko JW, Leybovich E, Fahs M, Hatch MC. Continuous labor support from labor attendant for primiparous women: a meta-analysis. Obstet Gynecol 1996; 88(4 Pt 2): 739-44. 

6. Hodnett ED, Lowe NK, Hannah ME, Willan AR, Stevens B, Weston JA, et al. Nursing Supportive Care in Labor Trial Group. Effectiveness of nurses as providers of birth labor support in North American hospitals: a randomized controlled trial.JAMA 2002; 288(11): 1373-81. 

7. Scott KD, Berkowitz G, Klaus M. A comparison of intermittent and continuous support during labor: a meta- analysis. Am J Obstet Gynecol 1999; 180(5): 1054-9. 

8. Hodnett ED, Gates S, Hofmeyr G, Sakala C. Continuous support for women during childbirth. The Cochrane Collaboration. 2013. 

9. Organización Mundial de la Salud, oficina regional europea. Joint Interregional Conference on Appropiate Technology for Birth. 1985. The Lancet, 326:8452, 436-437



Para descargar el dossier informativo completo, y las cartas y acciones de apoyo presentadas conjuntamente en rueda de prensa (12/03/2015), clicka aquí.