Plan de Parto y Nacimiento


Un plan de parto y nacimiento es un documento escrito que la mujer embarazada utiliza para manifestar sus deseos y expectativas en relación al desarrollo de estos acontecimientos. El mismo debe servir de orientación al equipo de profesionales responsables de su atención durante la estancia en el hospital. Si bien puede elaborarse en cualquier momento de la gestación, es aconsejable hacerlo entre las semanas 28 y 32.




Su función, a pesar de su nombre, no es exactamente planificar el desarrollo del parto o el nacimiento, en los que están implicadas muchas variables impredecibles, sino ofrecer la oportunidad de expresar tus preferencias para aquellos aspectos en los que existen alternativas igual de eficaces y seguras. En cualquier caso el sólo hecho de leer este documento, os ayudará a tí y a tu pareja a comprender mejor todo lo que va a ocurrir y os permitirá participar de forma activa en todo el proceso.

El fin es que todo el proceso de parto sea una experiencia satisfactoria y plena.

Entre otras cosas, puede expresar quién desea que te acompañe y quién no, aquellas circunstancias personales que desearías que se tuvieran en cuenta en el momento del parto, si deseas utilizar su propia ropa o la del hospital, la elección de la postura de parto, si deseas algún tipo de analgesia, así como cualquier otro tipo de material de apoyo como pelotas, espejos, música, cojines o bañera de dilatación.

También se informa y permite tomar decisiones sobre las intervenciones médicas como la administración de oxitocina, monitorización o rotura de bolsa, así como de los procesos que se llevan a cabo en el momento del expulsivo y los primeros minutos de vida del bebé como el contacto inmediato piel con piel, el corte del cordón y el inicio precoz de la lactancia.

Se tienen en cuenta también los deseos de los padres en cuanto a la atención y los primeros cuidados del recién nacido (vacunación, medicamentos, higiene) así como del periodo de puerperio, con la intención de procurar el mayor grado de intimidad.

No obstante, la información sobre todos los temas que contempla te la proporcionarán las personas responsables de su atención durante el embarazo, quienes te aclararán las posibles dudas que puedan surgir. No dudes en consultarles las implicaciones de cualquier decisión que desees tomar, y podrán orientarte adecuadamente. Si es posible, visita el hospital donde tienes pensado dar a luz.

La realización de un plan de este tipo te permitirá mejorar la comunicación con el personal sanitario y te evitará tener que exponer tus deseos en unos momentos en los que preferirás centrarte en vivir con satisfacción la experiencia de ser madre.




Descarga el Plan de Parto y Nacimiento  AQUÍ , aunque, si lo deseas, también puedes redactar uno de tu puño y letra, de acuerdo a tus convicciones y tus preferencias.